top of page
Buscar

Colaboramos en el proyecto WOODFOREST SATELLITE

La Comunidad Valenciana es uno de los territorios que menor provecho obtiene en la actualidad de sus recursos forestales, con apenas el 7,4% de su superficie forestal con una ordenación aprobada para su planificación y explotación sostenible, frente al 18% de media en toda España, según los datos del último Anuario Estadístico del Ministerio de Agricultura, de 2019. Todo ello, unido a otros factores como el elevado grado de minifundismo, abandono de la gestión, y un bajo asociacionismo del sector y la propiedad, conlleva repercusiones negativas que todos conocemos, como el estancamiento de las economías rurales, incremento del riesgo de incendios y plagas forestales, etc.


Esta situación ha llevado a la puesta en marcha por parte de AIDIMME, el instituto tecnológico que integra Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines, de un proyecto de innovación para estudiar y catalogar las masas forestales gracias a la información obtenida mediante satélites orbitales, con el objetivo de desarrollar un programa que permita conocer el rendimiento de estos bosques y planificar la obtención de madera y biomasa de forma sostenible y rentable. Este proyecto cuenta con financiación del IVACE y la Unión Europea.



De acuerdo con Francisco Blasco, coordinador del proyecto, bautizado como Woodforest Satellite, “Uno de los problemas para la explotación maderera es el elevado coste que supone realizar un inventariado adecuado de los recursos existentes, además de las propias condiciones de la orografía y el acceso a los terrenos”.


El uso de satélites como los Sentinel, del programa europeo Copernicus, reduce notablemente esos costes y mejora significativamente la calidad de los datos gracias, en parte, a su actualización permanente. Gracias a estos sistemas, los investigadores pretenden desarrollar un algoritmo que permita determinar, con la resolución adecuada, parámetros como la densidad y el volumen de árboles, la especie o su crecimiento, conociendo así el potencial de madera extraíble, garantizando su aprovechamiento futuro al disponer de la información adecuada.


De este modo se mejoraría notablemente el conocimiento sobre el potencial de los bosques de la principal variedad forestal regional, el Pinus halepensis, o popularmente pino carrasco, que representa alrededor del 72% de la superficie arbolada de la Comunidad Valenciana. Esta especie, aunque no sea muy atractiva para la industria, se utiliza fundamentalmente para la fabricación de pallets, envases y embalajes de madera en productos que tienen una durabilidad limitada y que, a su vez, se utilizan posteriormente para la industria del tablero, que aprovecha los residuos de esos artículos. Pero, además, con su uso como biomasa también puede ser utilizada para usos energéticos como el biogás, una finalidad para la que incluso ha llegado a exportarse su madera.



Para calibrar la información satelital recogida, el proyecto realizará un piloto en varias parcelas de las tres provincias de Alicante, Castellón y Valencia con el que cotejar los datos. Para desarrollar esta herramienta además Aidimme cuenta con la colaboración de empresas valencianas dedicadas tanto a los servicios forestales y la consultoría medioambiental como madereras y potenciales consumidores como fabricantes de contrachapados y tableros, y entre los que nos encontramos Offset Trail, que ya hemos podido acompañar a los técnicos en la señalización de algunas de estas parcelas.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page