Buscar
  • Offset Trail

Proyecto de restauración de la Mina Sandra en el T.M. de Manzanera (Teruel)

Actualizado: mar 1


La explotación minera conocida por el nombre de mina Sandra, situada en el T.M. de Manzanera (Teruel), es una mina a cielo abierto, de elevado impacto visual y ambiental.

La explotación de este emplazamiento hace tiempo que finalizó, pero su afección al suelo, a la ecología y al paisaje persiste. Una vez realizada la evaluación de las condiciones actuales, se pretende remediar esta situación mediante el tratamiento del terreno afectado, la implantación de especies vegetales forestales apropiadas y la mejora de las características hidrológicas, recuperando así las cualidades ecológicas y paisajísticas perdidas.


El aprovechamiento minero de este emplazamiento es de relativa poca antigüedad, pues las labores de extracción de minerales comenzaron en la década de los 90. En abril del año 1997, la empresa Áridos Virgen del Pilar S.A. realizó la solicitud de explotación, la cual fue concedida en mayo del año siguiente. El permiso tenía una vigencia de 7 años (1998-2005), y autorizaba a explotar una superficie de 3.4 ha en el paraje de “Los Barrancos”. El material a extraer sería la ofita, procedente del Triásico. Una vez finalizado el plazo autorizado, la empresa cementera española Emipesa S.A. pasó a realizar la extracción de las gravas que se habían extraído y almacenado, actividad que se prolongó hasta el mes de mayo del 2012. Una vez terminó el aprovechamiento, se llevó a cabo el relleno del terreno, dejándose en el estado actual.


La razón para la ejecución de la restauración es la devolución a condiciones naturales de un entorno que ha sido degradado por el hombre, produciendo así una revitalización de la zona. A parte del deterioro sufrido debido a las actividades mineras, hay que añadir la degradación que el lugar sufrirá debido a las inclemencias del tiempo, las cuales, al actuar sobre un terreno desnudo y con fuertes pendientes, tendrán un efecto más severo. La vulnerabilidad del terreno se debe a la técnica utilizada para la explotación, la minería a cielo abierto, que presenta fuertes impactos:

  • Visual: debido a la amplia zona de afección.

  • Edáfico: alteración profunda de la estructura del suelo.

  • Fisiográfico: modificación de pendientes y relieves.

  • Hidrológico: alteración de regímenes de infiltración y de patrones de escorrentía.

Todo esto se ve agravado también por la climatología del entorno, correspondiente con un clima mediterráneo continental, que presenta fuertes precipitaciones en otoño e invierno y un verano muy seco y caluroso, apareciendo así un gran riesgo de erosión. Para subsanar la situación es necesaria la implantación de una cubierta vegetal que proteja el suelo frente a las precipitaciones, que mejore la infiltración del agua en el suelo y mantenga cohesionado el sustrato.


Este proyecto tiene por objeto la restauración de la Mina Sandra, entendida como un retorno a condiciones lo más similares posibles a las iniciales en cuanto a ecología, calidad paisajística y naturalidad.


Durante las actividades de extracción de minerales se produjo una severa alteración del terreno y una pérdida total de cobertura vegetal, dejando el suelo expuesto y vulnerable frente a degradación. Por ello, las medidas para revertir la situación deben consistir en movimientos de tierras para recuperar el relieve (los mínimos posibles para reducir costes) y revegetación mediante especies apropiadas, las cuales se integren en el mosaico de vegetación natural ya existente en los alrededores.

Como ejemplo de objetivos específicos a cumplir, destacan los siguientes:


  • Control y minimización de la erosión del suelo

  • Integración paisajística de la zona degradada en el entorno

  • Recuperación de valores ecológicos de la zona (hidrología, biodiversidad…)


20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo